De viajes, zapadas y fiestas con El Limacoco

El Limacoco - Imagen: Difusión

El Limacoco – Imagen: Difusión

Conversamos con Martín Pelitti, voz y uno de los compositores detrás de El Limacoco, y nos contó como un viaje fue fundamental para terminar de sellar la idea de banda y como vienen con las presentaciones del nuevo disco Capitan Paz.

Para romper un poco el hielo, contame, lo que seguro te preguntan todos, como viene la presentación del nuevo disco..

Bueno, el disco lo sacamos en agosto y lo presentamos por primera vez en Niceto -en Lado B- el disco físico salió una semana antes de esa presentación. Esa primera fecha fue en una fiesta, la Fonola, que es la misma fiesta que vamos a tocar este viernes. Después, tuvimos fechas que podemos llamar más nuestras. En lugares más chicos, algo más íntimo, pero igual entra bastante gente.

La diferencia entre esos lugares que armamos nosotros es que el set que hacemos es un toque más rockero, nosotros mezclamos un poco de rock, funk y cumbia. Dentro de esa mezcla hay temas que tiran más para un lado que para el otro y hay otros que son más mestizos. Entonces, esas fechas nuestras son más rockeras y estas que tocamos en fiestas son más fiesteras, lo adecuamos más a funk o cumbia, siempre dentro del rock pero son mas mestizos.

¿Y en las presentaciones tocan más temas de este segundo disco, o también traen temas del primero?

Y ahora estamos tocando más del segundo pero siempre hay de los anteriores. Como ya tocamos hace siete años, ya hay algunos temas que van quedando como clásicos. Hay tres del primero que tocamos casi siempre que son El Limacoco, que es nuestro tema emblema y es previo al nombre de la banda, y otros dos de ese disco.

Por ejemplo, hace un mes tocamos todo el segundo disco entero de principio a fin más algunos del primero. Por eso te decía, que en las fechas que hacemos nosotros hacemos más lo que queremos y en las otras, que siempre son más tarde y la gente ya está para agitar, nos adecuamos. Igual, nos cagamos de risa y en esas fechas el ideal es ese, tocar bien arriba tiene otra repercusión y la gente baila.

El Limacoco - Imagen: Difusión

El Limacoco – Imagen: Difusión

Me quedó algo de lo que me venís contando y te quería preguntar, esto de que tocaron todo el disco entero en una fecha ¿lo hicieron en el mismo orden que está grabado, lo hicieron en otro orden, vos sos más de escuchar el disco de principio a fin o más de ir salteando?

Bueno particularmente en esa fecha lo que hicimos no fue tocarlo de principio a fin, del uno al once como está, porque como la banda es media ecléctica el orden de los temas en el disco no es que arranca con lo más tranquilo y termina al palo, en el disco es como un sube y baja. En el vivo lo que hicimos fue, arrancamos igual que el disco pero después empezamos a mechar con los clásicos y terminamos bien arriba. Y en cuanto a como soy yo, soy más de discos, tal vez por mi edad estoy más cerca de los treinta entonces al mp3 lo agarré ya de más grande. Viví toda una etapa de comprar discos para escuchar música, entonces en mi casa siempre escucho discos o si pongo en, ponele, Grooveshark, casi siempre pongo un disco, no meto toda la discografia o un shuffer de cualquier cosa. A veces si, pero en general soy más de escuchar todo, un disco de Nirvana o quizás de Los Redondos o de música brasilera, pero todo el disco.

Y estas que nombraste Nirvana, Los Redondos, la música brasilera, ¿son influencias que se trasladaron a la banda o son gustos tuyos?

Claro, están. Porque el que más compone soy yo así que están presentes, el rock brasilero, Nirvana está, a todos los integrantes nos gusta mucho, lo disfrutamos mucho de de pibes y lo seguimos escuchando mucho. Los Redondos también, hay un montón de influencias.

¿Y de rock brasilero que bandas suelen escuchar?

De rock brasilero me gusta Los Hermanos otra que se llama Nação Zumbi también me gusta Caetano Veloso cuando es bien eléctrico, al igual que Gilberto Gil. Bueno Os Mutantes, que son de fines de los sesenta, fue como psicodelia samba una cosa así, donde estaban Rita Lee, Caetano. Que mas, Novos Baianos, que también fue de esa época. Nação Zumbi es una banda que nos gusta bastante y hay como medio una influencia inconsciente que nos dimos cuenta después medio rock, hardcore y medio de batucada a veces. A diferencia de lo que pasa acá, siempre tienen algo de su música de raíz. Vos vas allá y todos tienen ritmo, todos con cualquier cosa hacen música, de hecho nuestra banda se formó después de un viaje que hicimos con el primer violero y dos más, de hecho estaba un compañero que hace buena parte de las letras. Viajamos por Brasil casi un mes y medio, en ese viaje zapamos mucho y de ahí nos quedó como una raiz.

El Limacoco son Martín Pelitti (voz y teclado), Nico Clein (guitarra y coros), Eduardo Pelitti (bajo y coros), Ramiro Álvarez (batería), Vero Bouza (saxo alto y coros), María Martinez (saxo tenor) Nicolás Tomassino (guitarra) y Damián Bolotnicoff (letras)

Esto que me contas te lo voy a unir con algo que me quedó de antes y es que crearon primero la canción El Limacoco y después de esa surgió el nombre de la banda, ¿cómo se llamaban hasta ese momento, en esas zapadas en Brasil?

No, nada, no tenía. En Brasil no era nada, era él, yo y el poeta, eran más guitarreadas y algunas bases pero fue en la época que se fue armando. Y en cuanto al nombre, no había nada, en algún momento tuvimos intentos de nombre pero nunca llegamos a nada. Tiempo después, ya con la banda armada con batero y bajo, fuimos a grabar un demo en una sala de Caballito entre los cuales estaba El limacoco. Cuando terminamos, salimos y el sonidista nos preguntó, ¿ustedes cómo se llaman? No ni idea (risas) y nos dice bueno, le puse Limacoco a la carpeta, para guardarla, y dijimos bueno y quedó (risas).

¿Y después de la formación de la banda volvieron a viajar todos juntos?

No, yo volví a ir por mi cuenta pero no como banda. Estaría bueno.

¿Y en aquellas primeras rodadas por donde fueron?

Fue un viaje que duró casi tres meses por todo Sudamérica, en Brasil arrancamos por el Amazonas y estuvimos en Manaos… hay algunos temas del primer disco, y del segundo también, que están inspirados un poco en esto. Caballococha del nuevo y Bar do Armando en el primer disco, que es un bar de Manaos que es la ciudad más grande del Amazonas con un millón y medio de habitantes, una cosa muy loca. Después de ahí, fuimos para el norte, todo en barco eso, norte-norte casi las Guyanas. Después, fuimos a Salvador de Bahía y después volvimos para acá. Conocimos mucha gente, todas estas bandas que te dije las conocimos en ese viaje, vimos muchas bandas en vivo, nos gustó mucho.

El Limacoco - Imagen: Difusión

El Limacoco – Imagen: Difusión

Te voy a pedir, para cerrar, que me elijas un tema del disco y me cuentes un poco la historia..

Podría ser Caballococha, te podría decir el corte pero no, porque Caballococha se conecta más con esto que venimos hablando. Es un pueblito del Amazonas peruano casi llegando a la triple frontera entre Brasil, Colombia y Perú. Nosotros, con estos amigos, estábamos viajando en uno de estos barquitos que aparecen En Diarios de Motocicleta, que se duerme en hamacas paraguayas. Son barcos muy precarios que tienen como particularidad que la mayoría de las personas, unas 190, no estaban en el boludeo turístico de nosotros. Estaban para ver a parientes, o llevando al hijo a un hospital en un pueblo más grande, o llevando mercadería.

Cuando llegamos a este lugar, Caballococha, ya era nuestro tercer día de viaje en el barco. Hasta ese momento, el barco paraba en cada puerto de los pueblos, bajaba y subía gente e intercambiaban mercaderías. Y a diferencia, en este, se quedó a unos cien metros del puerto más o menos.

Nos llamó la atención y preguntamos que era lo que pasaba y nos explicaron que en el pueblo hubo recientemente un fraude y el alcalde se quedó en el pueblo y la gente estaba muy alborotada. Mientras nos explicaban empezamos a escuchar que venían tiros, venía gente tirando. Cuando pasó todo nos comentaron que esta gente, cuando los barcos llegaban hasta el puerto, directamente los tomaban. Nos asustamos un poco pero finalmente no pasó nada. Vivimos como una pequeña rebelión de esa gente.

Y la letra habla de eso pero comparado con nuestras situaciones más de ciudad, más banales al lado de eso y dice en el estribillo: “…sobre el río vi una rebelión y no entendí nada”.

El Limacoco se presenta el viernes 12/12 a las 24hs en Uniclub - Guardia Vieja 3360, CABA.

Si queres más información podes seguirlo en las redes sociales
Facebook: http://ift.tt/1BjQyJ9
Twitter: @ElLimacoco
O escucharlo directamente on-line: ellimacoco.bandcamp.com/

The post De viajes, zapadas y fiestas con El Limacoco appeared first on Plan D Magazine.

Vía Plan D Magazine http://ift.tt/1BjQyJf

Anuncios

Una respuesta a “De viajes, zapadas y fiestas con El Limacoco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s