De libros, barrios y video con La Rollinga

De mi barrio, de San Telmo, La Rollinga supo despegarse del rock monótono y cuadrado que tanto aburre escuchar y lograr un sonido propio. Por eso, nos pusimos a charlar con su voz, “Guillote” Sánchez. Así nos contaba él qué diferencia a la banda y cómo fueron armando su segundo disco Déjalo Venir.

Bueno, arranquemos, estaba escuchando su segundo disco y me gustaría preguntarte, aunque parezca que salgo con los tapones de punta, ¿qué te parece que diferencia a La Rollinga de cualquier otra banda de rock?

Como diferente creo que tiene, dentro del genero del rock, su propio sonido. Lo más difícil para buscar de una banda es el sonido propio, muchos lo llaman estilo, y a mi entender La Rollinga tiene un sonido que de a poco lo va caracterizando, es como que no sólo a fuerzas de guitarras, creo que mucho tiene que ver con ese sonido, pero tiene su voz y su base también que la hacen muy particular.

La Rollinga - Imagen: David Gargiulo

La Rollinga – Imagen: David Gargiulo

¿Qué tiene mejor que otras bandas? No lo se, no es algo que por ahí tenga que opinar yo, si creo que de distinto tiene que es una banda que propone romper un poco con lo pre establecido, no quedarse en los perjuicios, investigar un poco, y la apertura que tiene la banda al nivel musical, nos gusta el tango, escuchamos jazz, blues, R&B. Escuchamos heavy metal, obvio Rock&Roll, son bases muy variadas que después al momento de plasmar un tema la banda no se tenga que encasillar en ningún estilo.

Es algo que a nivel de comparación se puede decir que tiene de distinto, que no nos interesa quedarnos en un solo lugar, en un solo estilo, en un solo genero y nos gusta incursionar un poco en varios ritmos musicales, que nos hagan sentir cómodos y que nos permitan compartir la música y lo que tenemos para decir con la gente.

En cuanto a los ritmos, escuché un carnavalito, ¿puede ser?

Hay una base si, medio étnica que la hace Dario Poletti, un músico muy groso, que es el comienzo de Mujer de la Quebrada que fue un poco dialogado con el, el hecho de que sea la intro su inspiración y es un rock en realidad. El tema en si, cuando arranca en su tiempo 4×4 que es el tiempo más clásico para hacer rock, pero arranca como saltado entresillos entonces parece un tema que comienza más así norteño, la intensión era una baguala, algo por ese estilo, que tiene bastante de nuestras raíces, de esos pagos.

Esta muy bien, Guillo y vos ¿qué diferencia ves entre este segundo disco y el primero, Barrio?

La diferencia es la madurez de la banda, en como se encaró el trabajo del disco. El disco esta vez se puede decir que es un disco de verdad, el primero Barrio fue una necesidad de volcar en la grabación más inmediata lo que la banda estaba recién creando como canción. Incluso hay temas del primer disco que se terminaron plasmando mucho mejor en vivo que lo que suena en el primer disco. Y a diferencia este segundo tiene un trabajo más profesional. Las guitarras están trabajadas y producidas en un estudio particular, por Lele Gonzalez, de Vagantes Nocturnos. Hay mucha mano nuestra metida en todo, hasta incluso en el arte, que nos dio una mano una amiga Tatiana Margulis. Fuera de eso, le metimos mano en todo y tratamos de hacerlo lo más profesional posible pero es como que necesitábamos, de alguna manera, estar y desligar ciertas cuestiones a modo de opinión.

Portada del disco Déjalo Venir de La Rollinga - Imagen: Tatiana Margulis

Portada del disco Déjalo Venir de La Rollinga – Imagen: Tatiana Margulis

La diferencia más notable para mi es esa, el crecimiento de la banda, se plasma y se escucha el sonido y la calidad con el que se encaró Déjalo Venir.

Lo que vi entre el primero y el segundo es que cambiaron de Barrio, justamente (risas), el primero está más orientado en la gráfica en San Telmo y este segundo se fueron para La Boca… ¿De qué barrio son?, o ¿con qué barrio se identifican más?

Tuvo que ver un poco que la sala nuestra está en La Boca y yo actualmente estoy en San Telmo, vivo en San Telmo. El primer pasaje del disco Barrio es donde estuvo el primer museo rock, un pasaje con mucha historia para el rock nacional. Enfrente estaban Los Patios donde se juntaban, en ese momento, la gente de Manal, Vox Dei, grosos del rock nacional se juntaban a compartir zapadas en un patio, al mejor estilo conventillo. Es como un pasaje que da mucha identidad también al rock argentino. Hicimos todo como para llevar, si el disco se llamaba Barrio, creo que ese empedrado hablaba mucho del sentimiento de ese momento.

Y la foto de La Boca, la tapa del nuevo disco, tiene mucho que ver también con la banda, pero fue casi de casualidad. Repasando el arte del disco, encontramos una frase que es la que está abajo del disco, que es de Eduardo Galeano que se llama Ventanas sobre las prohibiciones, y estaba la foto con las ventanas, nuestra sala es a unas cuadras de la cancha de Boca, es como que muchas cosas cosas de esas causalidades se dieron como para que termine siendo el arte del disco. El interior también tiene que ver mucho con este barrio que es el barrio de La Boca. Y después en toda la tapa es como una estantería que representa muchos momentos e influencias o afluencias de la banda en lo que es literatura y la música también que llevamos dentro.

Si, te iba a preguntar como llegaron a eso, los libros de quién son, como llegaron ahí o sacaron quizás fotos de la biblioteca, quizás tuya..

No, fue armado, si bien después de que lo haces queres meter dos, tres, cuatro discos más, cuatro libros más, en algún momento tenes que —es como darle un disco a un productor— en un momento tenes que cortar. Y ahí nos dio una mano Tati que fue la que hizo la foto sino vos seguís poniendo libros y sacando con los gustos de cada uno y no se termina más. Pero están las personas que tenían que estar. Estando Galeano, Dolina, Fontanarrosa, DeBenedetti hay un montón de gente importante y que son libros que hemos leído. Juntamos libros y discos entre todos para armar la repisa. Después terminaron quedando algunos y fue hagamos las fotos así como están, y así como están una de esas quedó.

Genial, y ¿con los temas pasó lo mismo? ¿Cada uno fue aportando, es un trabajo colectivo o hay una línea inspirada?

Y es un poco y un poco, algunos temas ya teníamos de creación en conjunto con Nico, que es el bajista de la banda, que es uno de los principales compositores. Después hay temas que, por más que caen en la sala y con el aporte de cada uno empiezan a mutar, hay temas también de su autoría y se los trabajó y se los laburó directamente cambiaron bastante pero la estructura, la base y la armonía Nico es el que más labura con eso. Después hay temas donde Cape, que es uno de los guitarristas, también aportó un riff fundamental, que es el tema Mi lugar, que arranca con un riff de guitarra marcado y armónica.

En realidad, era un tema que yo me desperté un día un surgió, y al otro día ya estaba en la sala, y al otro día tenía todas sus partes, eso está creado también entre Nico y Cape, entonces del tema que había llegado cambió totalmente. Es un laburo conjunto, tengo la suerte que cantan bien todos en la banda, escriben bien todos y componen y entienden de música todos. Así que, para mi como cantante, es una ventaja saber que puedo recostarme sobre un colchón de músicos muy grosos y muy buena gente. Así que compartimos este viaje que se llama La Rollinga pero nos entendemos a la perfección cada vez que estamos arriba de un escenario.

¿Del primero al segundo disco les quedó algún tema suelto?

Si, si hay, hay. Hay uno que ya veniamos tocando en vivo, que se llama En la madrugada, que nació en la transición de un disco al otro, Sin careta también. Visperas era un tema que ya teníamos hace mucho tiempo con Nico y lo estábamos tocando. En esa transición, Y Camino nunca jamas, esos son los temas que estaban dando vuelta en los vivos. En resto fueron temas que fueron saliendo en esa transición pero quizás de manera más reservada, no los habíamos tocado nunca en vivo hasta que empezamos a terminar de grabar este disco.

Y si tendrías que elegir un tema del último disco, con cuál te quedas?

Y hoy por hoy creo que La Semilla, que si no me equivoco es el número diez, representa y envuelve un montón de todas esas que siente uno cuando termina de dar a luz algo. El disco es como parir algo desde lo más profundo, y cuando se llega a plasmar y uno lo tiene en la mano lo mira, lo escucha, lo analiza, se seguirá criticando por nosotros, siempre uno encuentra que se puede mejorar que se puede hacer. Pero la semilla es como que remite a eso, al crecimiento, al nacimiento de todo lo que esta pasando con Déjalo Venir, a mi me resume todo ese sentimiento y me da ganas de envolver todo lo que pasó y llevármelo adentro como si fuera una semilla.

¿Y por qué, entonces, eligieron Alfiler como primer corte?

Alfiler fue ese tema que tanto amigos, como compañeros de bandas, gente de otras bandas, productores, cuando teníamos la pre producción nos hemos sentado a compartir los temas y cuando hay un estribillo que se le graba a mas de tres o cuatro personas que no lo escuchó más de una o dos veces, hay que darle bola. Son cosas que pasan por algo y que tienen que ver con la magia que tienen las canciones. Alfiler es una canción con sus riff bien marcados, con sus momentos, pero tiene toda la estructura de una canción y el estribo es como muy potente y pegadizo. Y creo que es lo que tiene que tener un potencial corte de difusión, por lo cual cuando nos sentamos a hablar con la gente que entiende, con la gente de prensa, y ya teniendo tantas opiniones fue un me parece que Alfiler es el tema que más le queda grabada a la gente de una y hay que explotarlo.

Y también resumía un cierre de una etapa con el disco anterior, fue uno de los primeros temas que apareció, y lo empezamos a ensayar y buscarle la vuelta, le sacamos una parte, hicimos un arreglo, que termine con un solo de guitarra, son modificaciones que cuando estábamos en la pre producción del disco no nos dábamos cuenta de eso que nos marcaban los demás, que el estribillo, que tal momento, que cuando baja. Y escucharlo de otro te hace afectar y evaluar con otros ojos y otros oídos lo que estas haciendo. Tenia toda la pinta de ser corte y tenía que estar ahí.

¿Y cómo fue la experiencia del grabar el video?

Estuvo barbaro! Grabar un video y que lo haga gente que entiende es buenisimo. Porque vos sos funcional a lo que te piden, uno puede definir más que nada me gustaría un poco esto o lo otro, pero la verdad la gente de Par de Ases, que es una productora audiovisual, nos propuso hacer el video, vinieron charlaron sobre el tema con nosotros y nos gustó lo que nos propusieron hacer. Y le contamos un poco lo que era nuestra historia y ellos trajeron su historia, en un guión, y estuvo muy bueno ver una historia que cerraba. Cada uno le da un entendimiento a la canción, uno puede hacerlo desde un lugar y después cada uno la hace propia.

Y eso pasó con los chicos de Par de Ases, que la persona que hizo el guión, que es Agustin Gorostiaga, había hecho una historia muy similar a lo que verdaderamente comenzó siendo la intensión de la canción y después nos metimos en detalles, en tratar que se entienda la sensación y el dolor de la persona que protagonista el video, cuidar ese dolor y no cosificar tampoco a la protagonista, que era una mujer en este caso, y no llevarlo al lugar burdo. Que quede bien explicito lo que queriamos decir. Y la verdad que se logró, estuvo muy bueno.

La Rollinga - Imagen: David Gargiulo

La Rollinga – Imagen: David Gargiulo

Por ahora que yo recuerde no, por el momento no, si apareció en el disco una chica que la conocimos haciendo el video de Alfiler, ella nos dijo que le gustaba el tema, nos conto que tiene una banda que era cantante y bueno le dije traeme algo, quiero escuchar lo que haces. Y terminó grabando unos coros en Vísperas, que es el último tema, el tema ya estaba cerrado y su participación fue acotada pero todavía tengo en la cabeza el final que algún día me gustaría hacer, que es conseguir una voz para el cierre. Es como un final que termina medio devastador y me encantaría que ahí salga una voz al mejor estilo Claudia Puyo, Patricia Sosa, una de esas voces increíbles y que haga un estilo libre. Me encantaría, me encantaría que participe una mujer el día de mañana. Pero por ahora (risas), somos todos hombres. Se torna aburrido por momentos pero también nos entendemos en nuestras propias asquerosidades (risas).

Si tendrías que elegir un lugar para tocar, acá, en tu barrio, de los míticos y de los modernos ¿cuál te gustaría?

Y a mi me encantaría tocar en medio de la Plaza Dorrego sabiendo que se puede convocar gente y que no va a pasar nada. Si fuera en San Telmo, a nivel sonoro, si me dan a elegir y me dicen que es gratis invito a todo el mundo a La Trastienda que es el mejor lugar a nivel sonoro, no se si en toda la Capital para lo que es ese tipo de escenario pequeño. Y después me encantaría tocar en un millón de lados, ojalá algún día podamos tocar en un estadio importante o con un Gran Rex me parece que me conformo (risas). No se si es por ahí el ímpetu o el estilo para el rock, pero sin duda es el mejor lugar que suena. El Gran Rex tiene un sonido de la hostia. Se estudia, cuando uno estudia sonido, lo llevan al Gran Rex y es uno de los mejores lugares a nivel sudamericano. Tocar con un sonido claro, para los músicos y más que nada para mi como cantante, y que te escuches bien hace que puedas dar un show desde otro lugar, es fundamental, yo no es que me apreto el brazo y me sale una nota, y para el cantante escucharse bien es tener el 85% del show cargado en la valija y arrancas.

La Rollinga en la grabación del video Alfiler

La Rollinga en la grabación del video Alfiler

Y en ese show imaginario, ¿a qué banda invitarías?

Invitaría seguramente a bandas amigas, a bandas que nos han acompañado en estos años, que siempre han estado. Invitaría a Vagantes Nocturnos, invitaría a Convido, invitaría a Ni parientes ni vecinos, invitaría a todas bandas amigas. A la Quimera que es una banda que ahora esta viendo si puede volver. Y a todos aquellos que siempre estuvieron, invitaría a Culpables de este sentimiento, Pedí siempre estuvo dándonos una mano. Y después, sinceramente me gustaría, vuelo un poco y no tiene nada que ver con la respuesta de la pregunta, pero desde muy chiquitos con el bajista nos dijimos que si algún día llegábamos a hacer, no un estadio, pero si un Obras por ejemplo, un lugar donde se pueda tocar y montar algo interesante con convocatoria, nos encantaría que desde las dos de la tarde tengas bandas.

Y bandas under, y que sean bandas que no sean solamente amigas. Porque sino no termina siendo la unión independiente la que hace la fuerza, termina siendo el amiguismo. Entonces, me encantaría poder tener la convocatoria como para llegar un día a Obras y decir, ¿cuantas bandas pueden tocar? Y antes de ustedes pueden tocar nueve bandas, ¿A que hora hay que estar? A las dos de la tarde, bueno, que no se les cobre nada, porque eso es otra se las achura a las bandas que andan entre penumbras para poder tocar y mostrar lo que hacen. Ojalá entonces que algún día tengamos la chance y ya vas a ser el primero en decir, este pibe hace algún tiempo me dijo que lo iba a hacer (risas).

Contame próximas fechas, ¿cuándo van a tocar?

Acabamos de presentar el disco, en la semana pasada y ahora probablemente vayamos a Chivilcoy, no tengo las fechas exactas en la cabeza, pero se que antes de fin de año. Quizás vamos al Festival Rock al campo, el 27 de diciembre. Y en el verano, no se si tanto por la costa, pero si vamos a ir a Junin, a Chivilcoy, quizás a Bragado, también nos habían dicho de ir a Suipacha y en Abril ya estamos de nuevo acá. El 12 de abril vamos a estar arrancando el año en Capital, en el Aguila Marquee, en Palermo.

Para cerrar contame ¿Cómo fue la presentación del disco? ¿Cómo lo sentiste?

La verdad que lo disfruté muchísimo, fue un culminar, fue llegar al punto que necesitábamos llegar para cerrar el disco, la gente, la escenografía, el marco, la cantidad de gente que vino, todo se dio como para cuando vos necesites que algo cierre y te cierre a vos como para decir qué bueno. Porque a veces das todo y sentís que falta. Y terminé el show con el nivel de agotamiento, de transpiración, de todo lo suficiente como para decir esto es y era así. Se dio lo que se tenía que dar y estuvo bárbaro.

The post De libros, barrios y video con La Rollinga appeared first on Plan D Magazine.

Vía Plan D Magazine http://plandmag.com/la-rollinga/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=la-rollinga

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s