Tristeza

Tristeza

Poco tiempo pasó desde que escribí la última vez en este blog comparado con el tamaño de los cambios que se sucedieron en ese período.

Lo más fuerte, es que concreté -internamente- la separación de quien fuera mi mujer por más de 5 años. Si bien era algo que veíamos venir los dos y si bien también todos nuestros allegados pueden dar cuenta que intentamos todo para seguir juntos, no funcionó. Se acabó.

Es muy duro dar vuelta la página cuando en ella está la imagen de la persona con quien decidiste tener un hijo. Pero es real, no estábamos bien, ninguno de los dos, y el día a día era un continuo esfuerzo para seguir juntos.

Todo fue muy rápido y así de rápido también se agotó.

Soy fuerte y vos también lo sos, vamos a salir adelante pero por caminos separados. Nadie dijo que la vida iba a ser fácil, nadie se equivocó.

Te digo adiós, seguiremos viéndonos pero ya no serás mi nena linda.

Leleco

Anuncios