Mañana vas a estar mejor

Murió a los 66 años el célebre Juan Giraldo Cruz Delía, un amigo de la casa y de este newsletter. De joven tenía una fuerte admiración por los superhéroes, sean de barro, calzoncillos o espadas. Por supuesto, su más fina afición era luego de terminar de leer y releer cada capítulo de Batman, Superman u otro marveliano superhéroe, reescribir cada uno de los diálogos que Bruce Wayne (Bruno Diaz), Clark Kent o cualquier archivillano invocaban en cada cuadro de sus historietas. De allí, derivó su última y más placentera profesión: onomatopeyador de historietas.

Hasta la fecha, Cruz Delía era el famoso encargado de agregar en cada una de las historietas los Ouch, Punch!, Blaff, Paw! que todos alguna vez leímos, contextualizamos, luego quitamos de su realidad mística y utilizamos en nuestras vidas.

La fantasía de un superhéroe trasladada a nuestro día a día, donde el mayor esfuerzo que hacemos es saltar un charco, subir de a dos los escalones en la salida del subte y hasta algunos van al gimnasio. Lamentable. Sin embargo, las onomatopeyas de Juan Giraldo superaron su cuadro, saltaron del blanco y negro a nuestra lengua, a nuestro cotidiano.

La triste realidad es que murió. Si bien falleció por factores “normales” en estas épocas, me gustaría mucho más pensar en la idea de que murió por causas mucho más fantasiosas.

Y, de hecho, si me remonto a estos últimos días recuerdo haberlo escuchado refunfuñando contra las publicidades para “la regulación intestinal”. Por que, claro, como a mi, no había nada que lo moleste más a Cruz Delía que aquellos productos que eran para una cosa y que por todos los medios no dejaban ver para que eran. Activia, Plexol, Dulcolax, Enemol, mermelada Fibralax y otras marcas que se encargan de mejorar nuestras deposiciones.

Me parece que la idea empieza a tomar forma, si mal no recuerdo, cuando esta mañana tuve la tarea de limpiar su escritorio ya vacío. Creo haber leído en un papel frases como “un día iba otro no”, “me siento hinchada”, “tu día sigue”, claras alusiones a nuestra idea central.

Por ello, sin capa pero con pluma en mano, Juan Giraldo Cruz Delía para mí fue el Superhéroe Antipublicidad. Sí, un poco traído de los pelos pero quien Naomi Klein tire la primera piedra, ¡chan!

Leleco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s